“Madrid: una vuelta en bólido de la mano de Ecologistas en Acción. Madrid: a tour through the city with Ecologistas en Acción”


Fiestero del clima

¿Cómo esta la salud medioambiental de Madrid?, ¿Sufre la capital de España de alguna enfermedad grave a parte de la falta evidente de carril bici?, ¿tenemos que emigrar los amantes de la naturaleza a Guadarrama?…

A todos los madrileños y los que visitan Madrid, les gustaría encontrar una capital a la vanguardia europea, mezcla de la cultura española, puente con América Latina y crisol de cien mil culturas que han pasado por este país dejando su huella: Fenicios, Íberos, Celtas, Romanos, Cartagineses, Judíos, Árabes, Cristianos, etc. Sin embargo, es Madrid una ciudad abierta y acogedora, donde vivir sin temor a morir por la presencia continua de un aire enrarecido y contaminado y el interés continuo de sus políticos de enriquecerse personalmente en lugar de confiarle el mejor legado del ser humano: un juicio justo y honesto que la convierta en la capital de Europa.

Por herencia sin lugar a dudas, Madrid es la capital de Europa, cualquiera que sepa un poco de historia convendrá en que no ha habido un pueblo en Europa que no haya habitado España o Madrid; todos han pasado por ella y muchos se han quedado, hasta el punto que en España tenemos apellidos judíos, árabes y cristianos en una proporción altísima. Por si esto fuera poco, con el descubrimiento de América por los reyes Católicos y su delfín Cristobal Colón, España puso un pié en el Nuevo Mundo y se hizo internacional. Por la implicación española en el norte de Africa y en lugares tan lejanos como Filipinas también es una ciudad africana y asiática de pleno derecho. Con más razón,  debería ser una ciudad abierta, tolerante e invitadora al fuego de la hoguera.


Ahora como una ciudad europea debe demostrar que ha sabido invertir bien todos esos millones de euros que le han llegado a bajo interés (cuando no gratis por fondos de cohesión de la Unión Europea), y ponerse a prueba en un examen sobre su medio ambiente, su movilidad y en definitiva la calidad de vida de la que disfrutan hoy los madrileños, los llegados de todas partes de España y los inmigrantes de todo el mundo que viven en ella.

El examen lo haremos de la mano del bólido de Ecologistas en Acción, ONG que hizo su exposición en el magnífico Ateneo de Madrid.

El señor Juan García se encarga de Urbanismo y Transporte en Ecologistas en Acción y nos va a hablar sobre el aire y el ruido en la Comunidad de Madrid. El principal contaminante del aire es el tráfico de vehículos con el 80% del total. El otro 20% lo contemplan los usos domésticos y el uso de calderas térmicas en los hogares. Tenemos que fijarnos en la importancia de las partículas de menos de 10 micras que pueden tener un origen natural o artificial y que se retienen en la fosas nasales. A veces también incluyen en le polvo o el polen. Sin embargo, las más peligrosas son las partículas de 2,5 micras porque son tan pequeñas que pueden pasar al flujo sanguíneo perjudicando gravemente nuestra salud. Estas partículas vienen de la combustión de desechos y otros materiales.

En la Ciudad de Madrid habían 23 estaciones de medición de la polución, pero desde el año 2009 muchas han desaparecido o han cambiado de lugar, sobre todo aquellas que registraban una mayor contaminación.

Con la crisis económica y financiera, se ha reducido un 6% el tráfico, lo que ha permitido que se quiten estaciones de medición por toda Madrid estando en regla con la legislación europea. Por ejemplo, ya no hay una estación de medición en la Plaza de Luca de Tena y hay niños jugando ahí, en Gregorio Marañón ha ocurrido igual y así en muchos lugares muy concurridos de Madrid.  Todo se ha hecho siguiendo una Directiva europea que no es fiable y que ha reducido la credibilidad de los datos en Madrid. En algunas zonas encontramos 40 microgramos cuando la Organización Mundial de la Salud recomienda 20. Sobre todo son 3 los motivos fundamentales de alarma: las partículas, la concentración de nitratos, los óxidos de nitrógeno y el ozono troposférico (derivado de los nitratos).

En Madrid, afortunadamente, se ha reducido la concentración de partículas, pero se ha aumentado la de nitratos que vienen de la combustión, generando un problema serio. Se pide que no superemos los 40 microgramos, pero en Madrid ya tenemos 60. Hay casos en los que en la superficie de Madrid se produce el fenómeno llamado inversión térmica, en el cual, cerca de la superficie se concentran altos niveles de contaminación durante periodos de horas que pueden llegar a ser muy nocivos si una persona pasa por ese lugar a esa hora.

Por su parte, el señor Félix García, encargado de Urbanismo y transporte nos habla de la movilidad en Madrid. Primero nos cuenta, que España presenta un déficit de infraestructuras, aunque reconoce en somos el país con más kilómetros por habitante (detrás de Estados Unidos). El Informe Sactra (del Gobierno Británico, apunta que si se supera un cierto umbral necesario para el transporte, luego a partir de este, todo lo que sea excesivo es nocivo para la economía. Dicho de otra forma, en los países industrializados hemos superado el punto en el cual es rentable económicamente tener mayor movilidad o transporte.

De hecho, como apunta el señor Félix, muchos pueblos de España se quedan sin tren porque se ha apostado mucho por al alta velocidad. Luego se ha apostado mucho por las infraestructuras porque se creía que trae mayor calidad de vida, pero según el informe Sactra, hay un nivel de proliferación donde ya no ha beneficios. En tercer lugar, se necesita una mayor seguridad en las autovias y para ello una mayor firmeza en las leyes de carreteras, para reducir la siniestralidad y beneficiar al transporte público.

En Madrid, tenemos un exceso de infraestructuras. De hecho, tenemos 174 km por millón de habitantes cifra que es más del doble que en ciudades como Londres o París. Sin embargo, estas infraestructuras parecen estar mal planificadas ya que los atascos no se reducen. Esto es debido a que muchas de esas carreteras se hicieron para servir a “pelotazos urbanísticos” y no tanto para la mejora real del transporte.

Ya hay planes estatales para construir la M-70 o M-80 que llegarían a invadir incluso otras comunidades autónomas como Castilla León (Ávila) o La Mancha (Guadalajara).

También, se han hecho cosas muy positivas como el Metro de Madrid. Mientras que las cercanías son de calidad pero han cambiado poco la movilidad en la zona.

Un aspecto muy negativo es la alta gasto que se ha hecho tanto a nivel estatal como a nivel del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. Por ejemplo, sólo la M-30 se estima que ha costado más de 3000 millones de Euros.

En Europa hay 370000 muertes al año por la contaminación ambiental que es un dato muy alto. Además, la contaminación se mueve mucho por la atmósfera con las corrientes de aire con lo cual zonas donde no hay industria y esperaríamos que no hubiera mucha contaminación, están muy contaminadas precisamente por su cercanía a parques industriales o grandes zonas urbanas. Majadahonda es una zona muy rica, sin embargo en 2006 se registró allí una alta contaminación; luego la contaminación está por todas partes.

Por si todo esto fuera poco, con la crisis se han aplazado muchos planes como el de Bicicletas de Alquiler para Madrid, lo que va a ralentizar aun más el progreso ambiental hacía una ciudad más respirable.

Como vemos, tenemos que reducir la contaminación del aire porque la salud de los seres humanos depende de ello. Como empezamos a entender, el aire es un recurso que tiene mucho valor, aunque todavía no le hayamos puesto un precio. Siendo realistas, todo aquello que necesita una persona es valioso y el aire puro cada vez es más escaso, por ello tenemos que esforzarnos por conservarlo al máximo, para que nunca tengamos que pagar por respirar.

Hace años nadie habría pensado que para entrar en el centro de Londres habría que pagar una tasa, sobre todo si lleva un vehículo más grande. Con el paso del tiempo el espacio en el centro de Londres se ha hecho muy reducido y por tanto la única forma de reducir la circulación ha sido poniendo un precio por el espacio en el centro. Esto nos debe alertar, porque significa que todo aquello que no cuidamos o en lo que nos excedemos terminamos pagándolo más caro. Hoy el aire es gratis, pero si llega un día en el que esté muy contaminado que tengamos que descontaminarlo, entonces todos tendremos que pagar una tasa para poder respirar, parece irrisorio pero es la pura realidad.

Todo lo que necesitamos es un recurso valioso, el problema es que sólo lo apreciamos cuando es en muchos casos demasiado tarde: el espacio, el aire, los bosques, el mar, los animales, las plantas, los océanos, todos son recurso que el ser humano necesita y debemos preservar.

Como vemos Madrid, se está haciendo cada vez más grande y está tomando un cariz “Londoniense” en que quizás pronto no se pueda circular bien por el centro y un cariz del D.F en que su contaminación es cada vez mayor. Como contraposición positiva, tenemos un buen Metro, pero como se suele decir: ¿a qué precio?. Porque, el billete de metro ha subido de forma casi exponencial para los que lo usan regularmente… De unos 40 euros que costaba el abono mensual en 2007 a pasado a 46 euros en 2009, con lo que en dos años ha aumentado un 15% respecto a 2007. Por ello, debemos preguntarnos si los madrileños tenemos un buen servicio en la ciudad o si literalmente nos están “asaltando la diligencia” cada vez que montamos en ella.

El gran descubrimiento del siglo XXI es el desarrollo sostenible que aplicado al urbanismo y al desarrollo, permite que las empresas sigan teniendo beneficios pero gracias a la inversión en un modelo que dura mucho más en el tiempo, que no es corto placista sino que mira el largo plazo. Pisos con colegios, parques y supermercados en la planta baja es un ejemplo claro de desarrollo sostenible. Casas unifamiliares alejadas de la ciudad y de los supermercados  y colegios es un ejemplo de desarrollo insostenible ya que requiere un alto coste de transporte para comprar los alimentos o para buscar los bares, la diversión, el colegio u otros recursos necesarios.

Las ciudades se presentaron y desarrollaron el el s XIX al XX precisamente porque son centros de desarrollo humano económicamente más rentables y eficientes para la creciente población mundial.

Esperemos que cada vez más seamos capaces de aplicar los principios del desarrollo sostenible a nuestros hábitos de vida, porque ello nos traerá mejoras en nuestra calidad de vida y nos permitirá afrontar los retos medioambientales y sociales del siglo XXI con éxito.

Gracias a Ecologistas en Acción por mostrar la situación de Madrid y apuntar hacia donde deberíamos caminar si queremos tener mayor calidad de vida.

Madrid debe convertir en la capital que le corresponde por el poso cultural que le ha llegado de los cuatro continentes Europa, América, Asia y África, y como ciudad europea tiene el deber de hacerlo con modernidad y aplicando principios racionales de espacio y desarrollo sostenible.

Saludos en bici por el parque,

Maestro de fiesta,

Jorge.

Todos para que blogspot vuelva: http://festivaldelclima.blogspot.com





Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: